No es una nueva dieta ni tampoco una nueva moda pasajera. Científicos están estudiando como el corte radical de la ingesta de calorías puede promover el aumento de la expectativa de vida. Sabemos que la alimentación equilibrada y rica en nutrientes es fundamental para una buena salud. Sin embargo ya es sabido también que la privación de alimentos de una manera controlada puede activar un mecanismo de auto defesa celular llamado ¨Autofagia¨, qué garanten a las células el poder de corregir problemas principalmente en el control de su reproducción mitótica y también mayor longevidad.

Todo empezó con el científico japonés Yoshinori Ohsumi (Fukuoka, 1945) que incluso ha sido galardonado en 2016 con el premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de los mecanismos de la autofagia, el sistema de reciclaje del organismo. La palabra autofagia tiene su origen en el idioma griego y quiere decir “comerse a uno mismo”. El concepto emergió durante la década de 1960, cuando los investigadores observaron que las células podían destruir sus propios contenidos, encerrándolos en membranas y enviando los vesículos resultantes al lisosoma, un orgánulo celular encargado del reciclaje, según ha detallado en un comunicado el Instituto Karolinska, que otorga el premio.

La Autofagia es activada cuando una célula está en situación de stress cuándo una persona deja de alimentarse por ejemplo. Para sobrevivir la célula pasa a ¨comer¨ partes internas degradando todo lo que es malo en sí misma. Cuánto más ese mecanismo funciona mayor y mejor es el aseo interno.

¨El ayuno induce a la Autofagia y eso nosotros ya sabemos. La búsqueda ahora es entender la conexión entre la autofagia inducida por el ayuno y la longevidad de las células¨ explica la Dra. Soraya Smaili docente de la Escuela Paulista de Medicina, São Paulo, Brasil.

Según Dra. Smaili, la mayoría de les estudios hasta ahora fueron realizados en animales.

Otra manera de activar la autofagia y propiciar beneficios al organismo es con un control en la ingesta de alimentos. Para funcionar, la reducción de calorías ingeridas deben variar entre 20% y 60% de acuerdo con los estudios. ¨No es ayuno sino la disminución prolongada del consumo de alimentos¨ La reducción ocurriría principalmente en carbohidratos y proteínas afirma Dra. Smaili.

Sin embargo si la privación de nutrientes es muy larga los efectos pasan a ser dañinos para el organismo. En ese caso la célula pasa a degradar componentes que son beneficiosos para la salud. Por eso mismo los científicos están estudiando cuál sería el tiempo de ayuno y el nivel de la reducción de la ingesta de alimentos que garantirían los efectos beneficiosos y no los perjuicios a la salud.

Dra. Soraya Smaili dice también que: ¨Hay estudios que muestran que si bien conducidos y monitoreados, periodos de ayuno son beneficiosos para la salud a largo plazo¨. ¨No se trata de ayuno prolongado, sino periodos cortos de 12 a 24 horas lo máximo, y puede ser específico con algunos nutrientes como los carbohidratos y proteínas¨. Afirma también que solo debe ser aplicado a personas saludables y que se debe mantener la ingesta de agua y sales minerales para evitarse la deshidratación.

Para garantizar el aumento de la expectativa de vida a largo plazo, el ayuno necesita ser hecho de manera periódica. ¨No resulta hacer una vez a cada 6 meses¨. Ya la reducción de ingesta calorías necesita ser permanente. ¨Cómo es muy difícil para uno llegar a tener la disciplina de hacerlo, surgió el estudio que busca confirmar si el ayuno intermitente puede llevar a los mismos beneficios¨.

Importante resaltar que los estudios existentes no son conclusivos y no poseen resultados que permitan indicar de forma estricta el ayuno cómo alguna forma de sanación, debiendo siempre seguirse las orientaciones de un profesional de nutrición. Pero todos sabemos que la ingesta de más calorías de la que gastamos está llevando la humanidad a datos alarmantes de obesidad y todo lo que implica en el deterioro de la salud, sin contar el aumento de los casos de esteatosis hepática que es la infiltración de grasa en el hígado causado por el exceso de carbohidratos en nuestra dieta.

Autor: Eduardo Luís Pereira da Silva Licenciado en Biología  Unoeste – Universida de do Oeste Paulista – São Paulo – Brasil.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here