Una activa presencia en medios sociales está empezando a ser obligatoria en muchas industrias diferentes, especialmente a medida que más líderes se dan cuenta de su potencial para mejorar los servicios y atraer clientes. Incluso la industria de la salud, que es notoriamente lento en la adaptación a las tecnologías y los nuevos instrumentos de comunicación debido al temor de violar las reglas de la HIPAA, están empezando a abordar el tren de los medios sociales.

Los médicos están empezando a usar Instagram, Facebook y Twitter para interactuar con los pacientes fuera de la oficina, recoger y difundir información médica útil, y en general establecer una presencia más fuerte en la vida diaria de las personas.

Estas son algunas formas específicas en que los médicos usan las redes sociales para salir adelante y ayudar a los pacientes de todo el mundo.

Marketing

Con el 40% de los consumidores que utilizan las redes sociales para encontrar reseñas de tratamientos y médicos, estas plataformas son una excelente forma para que los médicos amplíen la conciencia sobre sus prácticas y atraigan a nuevos pacientes. Las redes sociales permiten a los médicos llegar a personas que no saben de su existencia, ampliando su alcance, más allá del boca a boca y las referencias de seguros.

Por ejemplo, muchos doctores publican testimonios de pacientes y se conectan con otros médicos referentes en sus páginas de Facebook o Twitter, proporcionando pruebas sociales para convencer a pacientes potenciales de la calidad de su práctica.

Esto es especialmente útil en regiones con pocos hospitales, lo que hace que la responsabilidad de encontrar un médico recaiga sobre el paciente. Los pacientes pueden acceder a Facebook para ver quién puede ayudarlos, y el hecho de que Facebook ofrezca análisis de página significa que los médicos pueden descubrir qué tipo de contenido atrae mejor a estos pacientes.

Las redes sociales también les permiten a los médicos administrar su reputación de manera más efectiva que es una parte esencial del marketeo de sus prácticas. Al participar en línea, los médicos básicamente pueden controlar lo que los pacientes ven sobre ellos; con todos los sitios web de calificación médica, los médicos tienen la oportunidad de responder a las revisiones negativas y establecer una presencia web activa para responder  a aquellos que intentan dañar su reputación.

En cierto modo, todo esto vuelve a la imagen: en lugar de quedarse atrás y dejar que otros controlen su imagen, los médicos pueden usar las redes sociales para crear su imagen y tener cierto control sobre las conversaciones que los pacientes tienen sobre ellos en línea.

Conectando con Pacientes.

Además de ver lo que dicen los pacientes sobre sus prácticas en línea, los médicos pueden usar las redes sociales para ayudar a los pacientes fuera de la oficina. El 60% de los médicos informan que las redes sociales mejoran la calidad de la atención que brindan a los pacientes por múltiples razones.

Por un lado, las redes sociales les permiten a los médicos ver lo que piensan, hacen e incluso comen sus pacientes; esto les permite atender mejor las necesidades de sus pacientes. Tratan sus relaciones con los pacientes como una calle de doble sentido, usando plataformas como Twitter para interactuar y aprender de las personas que dependen de ellos para recibir atención médica. Si un médico puede ver que un paciente es miembro de un grupo de apoyo en línea para personas con cierta enfermedad, publica muchas fotos de alimentos no saludables u otra información relacionada con la salud, el médico puede concentrarse mejor en atender a ese paciente.

Una cosa que los médicos deben tener cuidado, sin embargo, es preservar la privacidad del paciente, lo que puede ser difícil de hacer en línea. Deben abstenerse de dar consejos médicos personales o revelar cualquier información del paciente en línea debido a preocupaciones de HIPAA. Es imposible garantizar el anonimato en línea, por lo que las preguntas personales deberán aún responderse solo durante las visitas al consultorio médico.

Educación.

Con aproximadamente el 20% de los pacientes utilizando las redes sociales para obtener información sobre atención médica, es importante que los médicos trabajen en asegurarse que los pacientes reciban material preciso y actualizado para evitar imprecisiones y efectos potencialmente dañinos. Dado que cualquiera puede publicar prácticamente cualquier cosa en línea, los médicos usan las redes sociales para publicar artículos creíbles que ayuden a combatir la desinformación.

Hay mucha información relacionada con la salud en línea, pero no mucho de ella es contenido creado por médicos. En cambio, muchas fuentes populares de esta información menos creíble, es  proveniente de personas comunes que creen que han descubierto el próximo gran remedio para una enfermedad. Para luchar contra esto, la mayoría de los médicos publican enlaces a noticias, artículos de revistas, recursos creíbles en línea y estudios de investigación para que pacientes, otros médicos y público en general se eduquen.

De esta manera, los médicos están haciendo su parte utilizando la tecnología para luchar contra la propagación de información de salud inexacta y potencialmente mortal.

Aunque puede ser difícil para los médicos mayores conocer  e incorporarse a las redes sociales, la participación de los médicos en estas, les ayuda a ellos, a sus pacientes y al público en general.

Siendo las redes sociales el presente-futuro de la comunicación, les dejamos planteada la interrogante  ¿De qué otra manera crees que los médicos pueden usar las redes sociales para ayudarse a sí mismos y a los demás?

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here