La Lipoproteína de alta densidad conocida como HDL (High Density Protein) ha sido objeto de diversos estudios científicos que demuestra su importancia en la mantención de la salud cardiovascular y en el control de los niveles normales del LDL (Lipoproteína de baja densidad) cuyo niveles elevados está relacionado a la formación de la placa de ateroma y la enfermedad arterial coronaria. Revisemos un poco lo que sabemos sobre el HDL y sus acciones:

* Son las menores y más densas entre las lipoproteínas con un diámetro entre 7 – 17 nm y con densidad entre 1,063 – 1.25 g/ml.

* Sus niveles plasmáticos son conseguidos con la práctica de ejercicios físicos regulares y con la ingesta de alimentos ricos en Omega 3 como aceite de oliva, salmón, sardina y linaza.

* Su estructura consiste en un núcleo lipídico hidrofóbico conteniendo principalmente esteres de colesterol, una pequeña cantidad de triacilgliceroles y colesterol no esterificado. Su núcleo es circunvalado por una capa monofásica de fosfolípidos, colesterol e apoproteínas (principalmente apoA-I e apoA-II)

* El HDL es un eficiente transportador plasmático de proteínas.

* Es fundamental no proceso de ¨Transporte reverso del colesterol¨ que es la vía por la cual el colesterol en los tejidos periféricos es reconducido a través del plasma para el hígado. En el hígado el colesterol podrá ser reciclado y utilizado para síntesis de hormonas esteroidales o ser excretado via bilis.

* Es un poderoso antioxidante ya que puede inhibir la oxidación del LDL causado por iones de metales de transición (principalmente sulfato de cobre- CuSO4) y la formación de peróxidos lipídicos por la Lipoxigenasa. El HDL puede también neutralizar algunos productos de la oxidación como son la lisofostadilcolina y de otros peróxidos lipídicos (radicales libres) que son reconducidos al hígado para que sean metabolizados. Esa acción del HDL es atribuida a la presencia de apoA-I apoA-II y de la paraoxonasa, una enzima que cataliza la hidrolisis de ácidos carboxílicos.

* El HDL inhibe la expresión de moléculas de adhesión interfiriendo en las funciones secretoras de las células endoteliales y en concentraciones normales el HDL estimula la producción la prostaglandina PGI2. La prostaglandina PGI2 que es producida por la cicloxigenasa tiene alta actividad vasodilatadora, inhibe la agregación plaquetaria y disminuye la liberación de factores de crecimiento que actúan estimulando la proliferación local de células musculares lisas. Ese efecto estimulante depende de dos factores: El aporte de ácido araquidónico para células endoteliales a partir de moléculas de HDL y la inducción de la síntesis de COX 2 que es la principal vía de liberación de prostaglandinas por esas mismas células.

Bien, esas son apenas algunas acciones conocidas del HDL y ya serían suficientes para clasificarlo como un agente extremadamente beneficioso para el metabolismo y la mantención de la integridad de la pared arterial, un verdadero héroe defensor da la salud…

Pero un reciente estudio publicado en el European heart journal apuntó que personas con niveles muy elevados o muy bajos de HDL tienen riesgo 43% más altos de sufrir una enfermedad infecciosa como neumonía y gastroenteritis. Fueron 97.166 pacientes del ¨Copenhagen General Population Study (entre 2003/13) y 9.387 pacientes del ¨Copenhagen City Heart Study¨ (entre 1991/2014). En ese estudio que comparó más de 1000.000 mil personas, fue considerado nivel bajo como menor de 31 mg/dl (43% de los pacientes) y nivel elevado más de 100 mg/dl. (8% de los pacientes) Borge Nordestgaard, científico de La Universidad de Copenhage explicó:

¨Sorprendentemente nosotros descubrimos que tanto en nivel muy elevado cuanto e nivel muy bajo de HDL genera un grande peligro de hospitalización debido a infecciones si comparado a individuos con niveles considerados normales y los dos grupos tienen riesgo de morir por causas de esas infecciones. Los científicos afirman que son necesarios nuevos estudios para entender exactamente como el HDL aumenta el riesgo de infecciones y como es ese efecto negativo en el sistema inmunológico.

¨El resultado indica que futuros estudios sobre las funciones del HDL no deben restringirse apenas en problemas cardiovasculares pero también necesitan enfocar en otras enfermedades que pueden estar asociadas al HDL¨ dijo Nordestgaard.

El estudio:

https://academic.oup.com/eurheartj/article-abstract/39/14/1181/4710060?redirectedFrom=fulltext

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here